El glaucoma es una enfermedad casi siempre silenciosa en la cual la presión ocular se eleva y daña las fibras nerviosas que llevan la imagen desde el ojo al cerebro.

En muchos pacientes la primer molestia que manifiestan es baja de la visión. En estos casos, la enfermedad se encuentra en sus fases terminales y el tratamiento es complejo. El daño causado por glaucoma es irreversible y solo pretende conservar la visión residual

El momento ideal para diagnosticar el glaucoma es en la etapa más temprana. Es decir, cuando aun no existen síntomas; esto es posible con un examen oftalmológico completo, y algunas pruebas adicionales. Los pacientes con más riesgo son: familiares de pacientes con glaucoma o ceguera de causa no conocida, tener más de 40 años, antecedente de trauma en ojos y cabeza, o deportes de contacto

En Ocuvisión, contamos con el equipo más especializado para el diagnóstico y seguimiento del glaucoma.

Ocuvisión es pionero en la región, con el más avanzado equipo para valorar la circulación del ojo sin necesidad de medios de contraste, llamada angio tomografía de coherencia óptica.

Además, contamos con el equipo de diagnóstico y seguimiento más avanzado para glaucoma y enfermedades de la retina, como: retinopatía diabética, degeneración macular y otras enfermedades.