Pterigión

El Pterigión o “carnosidad” es común en personas que viven en climas cálidos, tiene una tendencia hereditaria, progresivo, tiende a crecer y “meterse” al centro del ojo, y algunas veces provoca obstrucción en la visión.

La sintomatología se presenta como “ojo rojo”, sensación de basura, ardor, lagrimeo, y el “abultamiento” de la “carnosidad”.

Regularmente el tratamiento es Medico y solo en casos avanzados se procede al tratamiento quirúrgico, ya que es alta la posibilidad de recidiva (vuelva a crecer) y aun mayor si son jóvenes.

Contamos con varias técnicas quirúrgicas, tecnología y experiencia requerida para reducir la posibilidad de recidiva, como la colocación de colgajos de conjuntiva en el área de resección y en algunas ocasiones, membrana amniótica, que se toma de placentas ya preservadas.